Nabú

Nabú Nabu tardó muchos años en encontar un hogar, donde no le faltaron cariño, mimos y cuidados pero, por desgracia, sólo pudo disfrutarlo pocos meses. Nuestro querido viejito sufrio una fallo renal y su vida se apagó.