Napoleón

Napoleón Napoleón nos llegó con una leishmaniosis muy avanzada y los riñones muy tocados. Durante el año que estuvo con nosotros, hicimos todo lo que estuvo en nuestra mano para sacarle adelante, con cuidados y alimentación especiales, así como tratamiento veterinario, pero por desgracia no fue suficiente, y Napoleón nos ha dejado.

Ya estás sano otra vez, feliz y correteando por el Puente del Arcoiris. Hasta que nos volvamos a ver.