Catón

Catón Catón, un perro noble como pocos, nos ha dejado. Pudo conocer la felicidad y el amor de una familia por muy poco tiempo. Cuando le rescatamos estaba en muy mal estado, pero por suerte pudimos recuperarle. Después de un año con nosotros, y con más de 10 años de edad fue adoptado por una magnífica familia de Canadá que se enamoró de él, y a quienes no importó ni su avanzada edad ni lo castigado de su cuerpo por culpa del maltrato y el abandono. Vivió varias semanas en un paraíso, y estaba feliz, pero desafortunadamente, sólo dos meses tras su adopción, sus órganos no pudieron soportar más, a pesar de todos los cuidados y el cariño que su familia le dedicó. Descansa, pequeño. Tu familia y quienes te conocimos y quisimos te volveremos a ver en el Puente del Arcoiris.